Internacionales -  12 de enero 2022 - 13:36hs

Bloqueo de región etíope de Tigré es un "infierno" y un "insulto a la humanidad", denuncia la OMS

Los esfuerzos diplomáticos para poner fin a esta guerra se han incrementado, al igual que las noticias sobre las atrocidades y el hambre que castigan a la población.

El bloqueo de ayuda humanitaria en la región etíope de Tigré, en guerra, está sumiendo a la población en un "infierno" y supone un "insulto a la humanidad", denunció la Organización Mundial de la Salud (OMS) este jueves.

"En ninguna otra parte del mundo asistimos a un infierno como en Tigré", declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, oriundo de esa región.

Según el responsable, el bloqueo humanitario que padecen los ciudadanos de Tigré es un "insulto a la humanidad".

La región etíope de Tigré está asolada por la guerra desde noviembre de 2020.

En aquel entonces, el Frente de Liberación del Pueblo de Tigré (TPLF) tomó las armas después de que el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, enviara al ejército a esa área del país para destituir a las autoridades regionales (pertenecientes al TPLF), que cuestionaban su autoridad y a las que el 'premier' acusaba de haber atacado bases militares.

El TPLF respondió con una contraofensiva y progresó hasta las regiones vecinas de Amhara y Afar, antes de replegarse a finales de diciembre en su feudo de Tigré, ante la ofensiva de las fuerzas federales.

El conflicto ha dejado miles de muertos.

Es algo "tan espantoso e inimaginable en nuestro tiempo, en el siglo XXI, que un gobierno esté negándole a su propio pueblo desde hace más de un año la comida y las medicinas y la paz para sobrevivir", dijo a la prensa.

"Imaginen un bloqueo completo de siete millones de personas desde hace más de un año. Y no hay comida. No hay medicamentos. No hay electricidad ni telecomunicaciones ni medios", señaló.

También destacó que prácticamente cada día se registran ataques con drones en la región y que, aunque la OMS ha podido enviar medicinas a otras regiones de Etiopía, no se le ha permitido hacerlo a Tigré desde julio.

Los médicos en la región se están viendo obligados a utilizar medicamentos caducados, explicó Tedros, advirtiendo que incluso esas medicinas se están agotando.

Los esfuerzos diplomáticos para poner fin a esta guerra se han incrementado, al igual que las noticias sobre las atrocidades y el hambre que castigan a la población.

FUENTE: AFP

En esta nota: