CEUTA Internacionales -  20 de mayo 2021 - 06:31hs

España: Marruecos refuerza seguridad y frena a migrantes

España dijo que más de 8.000 personas ingresaron al país en las últimas 48 horas, aunque al menos 5.700 han sido expulsadas en caliente.

Las autoridades de Ceuta, el enclave español en el centro de una crisis humanitaria y una disputa diplomática entre Marruecos y España, dijeron el jueves que ningún migrante ingresó al territorio durante la noche luego de que las fuerzas de seguridad del país norteafricano reforzaron los controles en la frontera que comparten.

Las fuerzas de seguridad se enfrentaron hasta bien entrada la noche a docenas de hombres, en su mayoría jóvenes, que se habían congregado en Fnideq, la localidad marroquí al otro lado de la frontera con Ceuta, con la esperanza de seguir los pasos de los miles que llegaron a suelo europeo en los últimos días.

Los choques comenzaron cuando la policía trató de dispersar a los grupos, que habían prendido fuego a una barricada para bloquear al carretera. La policía retrocedió pero más tarde disparó para separar a los migrantes.

En los últimos días, la frontera entre Marruecos y Ceuta se volvió porosa tras las advertencias del gobierno marroquí a España de que enfrentaría consecuencias por la decisión de Madrid de atender de coronavirus al jefe de un grupo insurgente que lucha contra la anexión al país de la región del Sahara Occidental.

Brahim Ghali, jefe del Frente Polisario, voló a España a mediados de abril con un pasaporte argelino con una identidad falsa.

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, dijo el jueves que España no aceptará ser presionada con el “uso a menores”.

“No vamos a aceptar chantajes”, afirmó Robles en declaraciones a la radio pública española, RNE. “La integridad de España no es negociable ni está en juego y vamos a usar todos medios necesarios para garantizar la integridad territorial y vigilar las fronteras”.

“Con España no se juega", agregó.

España dijo que más de 8.000 personas ingresaron al país en las últimas 48 horas, aunque al menos 5.700 han sido expulsadas en caliente, unas deportaciones criticadas por los grupos de derechos humanos. Muchos de los que cruzaron la frontera regresaron voluntariamente al no encontrar albergue en Ceuta ni posibilidades de seguir hasta territorio continental europeo a través del Estrecho de Gibraltar.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: