Barcelona Internacionales -  15 de septiembre 2021 - 15:45hs

Hallan el cadáver del hombre que presuntamente mató a su hijo en Barcelona

El presunto parricida, Martín Ezequiel, de 44 años, estaba desaparecido desde que el mes de agosto se halló en un hotel de Barcelona el cadáver de su hijo.

La policía encontró este miércoles el cadáver del hombre que el pasado 24 de agosto asesinó presuntamente a su hijo de dos años, después de amenazar a la madre del niño, de la que se estaba separando.

Según informaron fuentes de la policía regional de Cataluña, el hombre, cuyo cadáver fue hallado en una zona boscosa en la localidad de El Prat de Llobregat, cerca del aeropuerto de Barcelona, se habría suicidado después del presunto crimen.

El presunto parricida, Martín Ezequiel, de 44 años, estaba desaparecido desde que el mes de agosto se halló en un hotel de Barcelona el cadáver de su hijo, al que habría matado para vengarse de su madre, en un ejemplo de lo que se conoce como violencia vicaria, en la que un hombre busca dañar a la mujer a través de su hijo.

Fuentes de la Policía Local explicaron a Efe que el cadáver fue hallado en las inmediaciones del aeropuerto barcelonés, donde se le perdió la pista, después de que huyera del hotel donde apareció el cadáver de su hijo.

Tras horas de infructuosa búsqueda, la policía catalana publicó su foto en redes sociales junto a una detallada descripción física, pidiendo la colaboración ciudadana para poder localizarlo.

Una vez hallado el cadáver e identificado, los forenses determinarán las causas de la muerte y según los primeros indicios, se habría ahorcado de un árbol.

La muerte del pequeño, llamado Leo, se produjo la noche del pasado 24 de agosto, a manos presuntamente de su progenitor.

Todo apunta a que fue la propia madre la que alertó a la policía tras recibir mensajes amenazadores del padre del niño, como "te arrepentirás".

Este caso ha tenido un gran impacto social y se suma a otro ocurrido el pasado mes de abril, cuando un padre desapareció con sus dos hijas, de uno y seis años, en aguas de la isla de Tenerife (Atlántico) y hasta el momento, solo ha aparecido el cadáver de la niña mayor, el junio pasado.

FUENTE: EFE

En esta nota: