ROMA Internacionales -  5 de junio 2021 - 17:29hs

Italia detiene buque alemán de rescate de migrantes

El mes pasado, el buque desembarcó en otro puerto siciliano a más de 400 personas que habían sido rescatadas en el Mediterráneo de botes de traficantes.

La Guardia Costera italiana detuvo en Sicilia un buque de rescate de migrantes operado por una organización humanitaria alemana por presuntamente infringir normas de seguridad y ambientales.

En un comunicado del sábado, la Guardia Costera informó que los inspectores detectaron 23 “irregularidades”, entre ellas algunas lo suficientemente serias para ordenar la detención del Sea-Eye 4 en el puerto de Palermo hasta que los problemas mencionados sean corregidos.

El mes pasado, el buque desembarcó en otro puerto siciliano a más de 400 personas que habían sido rescatadas en el Mediterráneo de botes de traficantes no aptos para el mar.

La Guardia Costera afirmó que el Sea Eye-4 no tenía suficiente equipo de rescate para desalojar con precaución a más de 27 personas en caso de una emergencia a bordo.

“En esencia, el argumento siempre es el mismo”, afirmó en un comunicado el presidente de Sea-Eye, Gorden Isler. “Los buques de rescate alemanes regularmente habrían rescatado a muchas personas de ahogarse sin contar con la certificación adecuada para dicho propósito humanitario”.

Isler calificó dicho racionamiento de “grotesco”.

“Nuestro capitán realizó la labor de rescate marítimo de forma ejemplar”, agregó Isler, en referencia al reciente rescate de 408 personas, entre ellas 150 niños. “Atestiguó casos de angustia en el mar y realizó un rescate seguro. Los Estados de la UE podrían aprender de eso”.

Sea-Eye y organizaciones humanitarias similares indican que se dirigen al mar porque las naciones de la Unión Europea no patrullan adecuadamente las aguas en la costa de Libia, de donde los traficantes de personas mandan buques atestados con migrantes que esperan encontrar trabajo o familiares en Europa.

El viernes, el Sea-Eye 4 fue escudriñado porque habían pasado más de 10 meses desde la última inspección de la embarcación y porque había subido a un gran número de pasajeros rescatados, informó la Guardia Costera italiana.

“La inspección halló varias irregularidades de naturaleza técnica cuando se llevó a cabo la asistencia”, indica el comunicado de la Guardia Costera.

También mencionó presuntas infracciones de normas de protección ambiental.

Isler afirmó que las inspecciones a buques operados por organismos son básicamente usadas para evitar misiones futuras de grupos de rescate marítimos no gubernamentales.

FUENTE: Associated Press