EE. UU. Internacionales -  16 de mayo 2022 - 15:35hs

La teoría racista que alentaría matanzas en EE. UU.

Es una teoría conspirativa según la cual hay un complot para reducir la influencia de los blancos.

Una ideología racistadifundida a través de la internet podría ser uno de los detonantes del tiroteo en un supermercado de Buffalo en el que murieron diez personas. La mayoría de las víctimas fueron de raza negra.

Abundaban conceptos de la “teoría del gran reemplazo” en un comentario racista que habría publicado en las redes sociales el chico blanco de 18 años acusado de atentar contra personas de raza negra en la matanza del sábado. Las autoridades todavía tratan de comprobar la autenticidad de la publicación.

Aunque no hay dudas acerca de las intenciones racistas del asesino.

¿EN QUÉ CONSISTE LA TEORÍA DEL GRAN REEMPLAZO?

Es una teoría conspirativa según la cual hay un complot para reducir la influencia de los blancos.

Sus creyentes dicen que se consigue ese objetivo a través de la inmigración de personas que no son blancas y que se incorporan a una sociedad dominada por los blancos, y del factor demográfico, ya que las tasas de nacimiento de los blancos son más bajas que las de otras poblaciones.

Los adherentes más racistas a esta teoría conspirativa creen que los judíos están detrás de este plan de sustitución: Los nacionalistas blancos que participaron en una manifestación que se tornó violenta en Charlottesville (Virginia) en el 2017 coreaban las consignas “¡no nos reemplazarán!” y ”¡los judíos no nos reemplazarán”.

Una visión más difundida en Estados Unidos plantea que los demócratas alientan la inmigración de América Latina con fines electorales, según Mark Pitcavage, investigador del Centro sobre Extremismos de la Liga Contra la Difamación.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA TEORÍA CONSPIRATIVA?

¿Desde hace cuánto que existe el racismo? En términos generales, las raíces de esta teoría son profundas. En Estados Unidos, se puede hablar de los esfuerzos por intimidar y desalentar el voto de las personas de raza negra o, según el parecer de sus antagonistas, de “reemplazar” el voto de los blancos. Es una tesis que existe desde la era de la Reconstrucción, cuando la 15ta enmienda de la constitución dejó en claro que no se puede restringir el voto según la raza.

En la era moderna, la mayoría de los expertos habla de dos libros muy influyentes. “The Turner Diaries” (Los diarios de Turner), una novela de 1978 escrita por William Luther Pierce bajo el seudónimo de Andrew Macdonald sobre una violenta revolución que deriva en el exterminio de los no blancos en Estados Unidos. El FBI lo describe como “una biblia de la derecha racista”, según Kurt Braddock, profesor de la Universidad Americana e investigador del Polarization and Extremism Research & Innovation Lab. Renaud Camus, un escritor francés, publicó en el 2011 un libro según el cual Europa estaba siendo invadida por inmigrantes de piel negra o cobriza de África. Su título, “Le Grand Remplacement”, dio nombre a una teoría conspirativa.

¿QUIÉNES CREEN EN ELLA?

Algunos elementos extremos consideran santos a supremacistas blancos autores de grandes matanzas, como la de un campamento de verano de Noruega en el 2011, la de dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda) en el 2019, la de una sinagoga de Pittsburgh en el 2018 y la de una iglesia de Charleston (Carolina del Sur) en el 2015, de acuerdo con Pitcavage.

Esos “supremacistas blancos aceleracionistas”, dice Pitcavage, creen que pequeños cambios en la sociedad no lograrán mucho y que la única alternativa es provocar un colapso del sistema.

El atacante de Buffalo supuestamente escribió una diatriba y usó algunos métodos que indicarían que estudió de cerca al atacante de Christchurch, sobre todo sus esfuerzos por transmitir en vivo su ataque. Tomas de una transmisión de su ataque parecen señalar que tenía escrito el número 14 en su arma, que según Pitcavage es una alusión a una consigna de supremacistas blancos de 14 palabras.

Esa es la cantidad de palabras usadas por el atacante de Christchurch que fueron muy difundidas en las redes sociales. Si se comprueba que el mensaje del atacante de Buffalo es auténtico, buscaría hacer llegar su filosofía y sus métodos a una audiencia más amplia.

¿GANA ADEPTOS ESTA TEORÍA CONSPIRATIVA?

Si bien las expresiones de racismo más virulentas son ampliamente condenadas, los expertos temen que algunas nociones extremas estén popularizándose.

En una encuesta difundida la semana pasada, la Associated Press y el NORC Center for Public Affairs Research comprobó que uno de cada tres estadounidenses cree que se está tratando de reemplazar a los estadounidenses nativos con inmigrantes con fines electorales.

Con regularidad muchos adherentes a las versiones más extremas de la teoría del “gran reemplazo” hablan del tema usando aplicaciones codificadas. Son cautelosos. Saben que los están vigilando.

“Son muy astutos”, dice Braddock. “No hacen llamados a las armas muy obvios”.

¿QUIÉNES SE HACEN ECO DE ESTA TEORÍA?

Más que nadie, Tucker Carlson, la personalidad de Fox News más popular, que propaga falsedades que son adoptadas por personas blancas que sienten que están perdiendo poder económico y social.

“Sé que la izquierda y todos los guardianes de Twitter se ponen literalmente histéricos si usas la palabra ‘reemplazo’, si insinúas que el Partido Demócrata trata de reemplazar el actual electorado, la gente que vota ahora, con gente nueva, votantes más obedientes del Tercer Mundo”, manifestó Carlson en su programa el año pasado. “Pero se ponen histéricos porque eso es lo que está pasando, digámoslo. Es la verdad”.

Un estudio del contenido del programa de Carlson en los últimos cinco años hecho por The New York Times encontró 400 instancias en las que Carlson dijo que los demócratas y otros sectores quieren cambiar el componente demográfico del país a través de la inmigración.

Fox News defendió al conductor del programa, señalando que en reiteradas ocasiones Carlson condenó la violencia política de cualquier sello.

El comité de campaña de la presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes Elise Stefanik fue criticado el año pasado por una propaganda en la que se decía que “demócratas radicales” planean “una insurrección electoral permanente” mediante la aprobación de una amnistía para inmigrantes sin permiso de residencia, que crearía una mayoría liberal permanente en Washington.

Pitcavage dijo que le preocupa el mensaje que transmiten Carlson y otros adherentes a la teoría conspirativa. “Porque, en realidad, están dando a conocer la teoría del gran reemplazo a una audiencia conservadora con una pastilla fácil de tragar”.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: