MOSCÚ Internacionales -  22 de noviembre 2021 - 06:39hs

Las muertes del virus en Rusia se mantienen cerca del récord

El pico de muertes se produjo en un contexto de baja tasa de vacunación y escaso seguimiento de las precauciones contra el virus en Rusia.

La cifra de muertos por coronavirus en Rusia se mantenía el lunes cerca de máximos históricos el lunes, aunque el número de nuevos contagios seguía bajando.

El equipo estatal de lucha contra el coronavirus reportó 1.241 muertes por COVID-19, por debajo del récord de la pandemia de 1.254 alcanzado la semana pasada.

También se registraron 35.681 casos nuevos confirmados, lo que reflejaba un descenso continuado desde principios de noviembre, cuando los contagios diarios alcanzaron los 41.000, el nivel más alto desde el principio de la pandemia.

El pico de muertes se produjo en un contexto de baja tasa de vacunación y escaso seguimiento de las precauciones contra el virus en Rusia. En torno al 40% de los casi 146 millones de habitantes en Rusia están totalmente vacunados, aunque el país aprobó una vacuna desarrollada en el país contra el COVID-19 -la Sputnik V- meses antes que el resto del mundo.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo el domingo que había recibido una dosis de refuerzo de Sputnik Light, una versión monodosis de la Sputnik V que recibió en primavera. Putin dijo encontrarse bien y sin efectos secundarios.

El Kremlin ha delegado en las autoridades regionales las competencias para introducir restricciones en función de la situación local, y muchas provincias rusas han estrechado sus restricciones y limitado el acceso a recintos públicos a personas inmunizadas o que dieron negativo en una prueba.

Kazán, una ciudad en la provincia central de Tatarstán, se convirtió el lunes en la primera del país que exigía presentar códigos QR que certificaban estar vacunado, recuperado de la enfermedad o haber dado negativo para utilizar el transporte público.

Unas 500 personas vieron denegado el acceso al transporte público en la ciudad de 1,2 millones de personas, y un conflicto entre un pasajero y los controladores llevó a una breve suspensión del servicio en una de las líneas de tranvía de la ciudad.

El gobierno ha presentado una nueva legislación que restringiría el acceso a muchos espacios públicos, así como a vuelos y trenes nacionales e internacionales, a personas vacunadas, recuperadas del COVID-19 o con exenciones médicas para vacunarse. La legislación, que entraría en vigencia a principios del año que viene, ya ha provocado protestas en varios puntos del país.

En total, el equipo de lucha contra el coronavirus en Rusia ha documentado 9,3 millones de contagios confirmados y 265.336 muertes por COVID-19, de lejos la cifra de muertos más alta de Europa.

Algunos expertos creen que la cifra real es aún mayor. Los reportes del servicio ruso de estadística, Rosstat, que contabiliza las muertes asociadas al virus de forma retroactiva, revela una mortalidad mucho mayor. La agencia dice que unas 462.000 personas con COVID-19 murieron entre abril de 2020 y septiembre de este año.

El equipo de lucha contra el virus sólo incluye las muertes en las que el COVID-19 fue la causa principal y emplea datos de centros médicos, según las autoridades rusas. Rosstat, en cambio, utiliza un criterio más amplio para contar las muertes relacionadas con el virus y toma sus datos de las oficinas del registro civil donde se formalizan los certificados de defunción.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: