Hungría Internacionales -  18 de septiembre 2021 - 09:18hs

Primarias históricas de la oposición en Hungría para hacer frente a Orban

Las primarias, que se llevarán a cabo hasta el 26 de septiembre, suscitan un "gran interés" de los electores, según los organizadores.

Los húngaros empezaron a votar el sábado en unas primarias inéditas entre los candidatos de la oposición, para hacer un frente común contra el jefe de gobierno saliente, el soberanista Viktor Orban, en las legislativas de abril.

Tras los resultados prometedores en las municipales de 2019 y los sondeos favorables, seis partidos --desde la izquierda hasta los nacionalistas-- decidieron aliarse.

"Pese a las diferencias ideológicas", el "todo menos Orban" se impone a los otros criterios, estima el analista Daniel Mikecz, del grupo de reflexión Republikon.

Las distintas formaciones tienen en común su rechazo al primer ministro soberanista de 58 años y sus polémicas posiciones sobre los migrantes y la comunidad LGTB+, que lo acusan de deriva autoritaria y de corrupción.

Las primarias, que se llevarán a cabo hasta el 26 de septiembre, suscitan un "gran interés" de los electores, según los organizadores.

Del 4 al 10 de octubre se efectuará una segunda vuelta para decidir entre los tres candidatos que lideren los resultados.

Largo proceso

Cinco aspirantes están en liza y un centenar de representantes tendrán que ser elegidos para cada una de las circunscripciones de este país de Europa central de 9,8 millones de habitantes, gobernado desde 2010 por el Fidesz de Orban.

Peter Jakab (41 años), jefe del Jobbik, un partido con un pasado de extrema derecha, Gergely Karacsony (46 años), el alcalde liberal y ecologista de la capital Budapest, y la eurodiputada socialista Klara Dobrev (49 años) son los favoritos.

Estas primarias son el resultado de un largo proceso que arrancó en diciembre de 2020, cuando las formaciones representadas en el Parlamento firmaron una declaración común.

En ese momento, abogaron por un programa de gobierno, después de haberse presentado separadas frente al Fidesz en los tres anteriores comicios.

Una medida indispensable ya que Viktor Orban "cambió la ley electoral", una vez llegado al poder. "Antes, teníamos un sistema a dos vueltas", explica Ferenc Gelencser, uno de los candidatos en provincia.

A lo largo de múltiples reformas institucionales, el dirigente ha sido acusado de adaptar a su conveniencia las circunscripciones y el sistema.

"Sea cual sea el ganador"

Frente a la adversidad, la alianza ha dejado de lado sus diferencias.

"Durante estas semanas, la oposición hará hablar de sus temas predilectos", desde la lucha contra la corrupción hasta la recuperación del Estado de derecho, según el analista Daniel Mikecz.

"Sea cual sea el ganador, lo apoyaré", dice a la Gyorgy Abelovszky, un elector de 67 años, para quien esta alianza es "una idea formidable".

Para los seguidores de Orban, en cambio, esta unión es artificial y moralmente discutible.

Zoltan Kovacs, portavoz del gobierno, criticó en 2019 una "alianza con la derecha antisemita", en referencia al pasado de Jobbik, un partido que estos últimos años ha intentado virar hacia el centro.

"La oposición sólo puede competir con el Fidesz si forma un bloque", insiste por su parte Antal Csardi, un diputado ecologista de Budapest que aspira a un nuevo mandato.

FUENTE: AFP

En esta nota: