La tabla de puntuación reveló que Abel Pardo era el campeón del baile, mientras que Rubén fue el más votado como el favorito de la noche. Con estas dos noticias empezaba el dramatismo.