Doralis cambió el caballo, las palmas y las cutarras por experimentar en el mar, pero no le fue tan mal, es polifacética La Tepesita.