¿Cómo enseñar a tu perrito a ir al baño?. Foto/Dreamstime

Nicole Dell

Una de las tareas más importantes cuando llega este peludo amigo a tu familia, es enseñarle dónde y cuándo debe ir al baño. Recuerda que la educación de tu perro es tu responsabilidad y él se comportará como le enseñes.

A continuación hablaremos de 10 claves que debes tener en cuenta a la hora de enseñar a tu cachorro a ir al baño. Recuerda que debes practicarlas como un ejercicio rutinario por al menos una semana:

Publicidad

- Inicia en la edad correcta. El mejor momento para enseñarle a tu cachorrito es cuando tiene entre 7 y 8 semanas de edad. En caso de que tu cachorro sea mayor, no te preocupes, solamente ten paciencia y recuerda que le tomará un poco más de tiempo aprender.

- Saca a tu perrito al aire libre para que haga sus necesidades entre 6 y 8 veces al día. Es importante que siempre lo saques al mismo lugar, ya que los olores familiares estimularán que haga sus disposiciones.

- No distraigas al cachorro con otras cosas, ni lo lleves a casa antes de que cumpla con lo que debe hacer afuera.

- Utiliza una frase clave que digas cada vez que lo lleves al baño, de esta manera él entenderá que es el momento y lugar adecuado para hacerlo.

- Cuando tu perrito haga sus necesidades, recuerda darle inmediatamente una recompensa.

- Supervisa a tu cachorro cuando intente hacer sus disposiciones en el interior, de esa manera podrás trasladarlo al lugar adecuado.

- Al salir de la casa es ideal que alguien se quede cuidando al cachorro, pero si no es posible, recuerda que tu perro necesita salir al menos cada cuatro horas.

- No lo castigues si lo hace en un sitio indebido, en su lugar trata de sorprenderlo en el momento y decirle “NO”, así entenderá que está haciendo algo incorrecto.

- Alimenta a tu perrito a horas fijas todos los días y quita el plato de comida después de 20 minutos. Esto creará intervalos regulares en los que el cachorro tendrá que ir al baño.

- Si tu cachorro ha realizado sus necesidades adentro de la casa, limpia el lugar a fondo y elimina los olores. De lo contrario tu perrito puede volver a utilizar ese lugar como baño.

Sigue las pautas indicadas anteriormente con mucha paciencia y constancia y verás que conseguirás resultados positivos en tu mascota.

Publicidad