Muere "El Maestro", el saxofonista de origen puertorriqueño Ray Santos. Foto/IG

EFE

El maestro del mambo y saxofonista de origen puertorriqueño Ray Santos, apodado "El Maestro", falleció este jueves en Nueva York a la edad de 89 años.

Santos, que se consagró como uno de los mayores exponentes de la música afrocaribeña, se graduó en el prestigioso centro musical The Juilliard School en Nueva York, ciudad en la que nació y se formó como músico.

Publicidad

"Estaremos eternamente agradecidos por el compromiso de este caballero extraordinario, Don Ray Santos, quien además contribuyó a la educación musical de la próxima generación de creadores de música", aseguró en un comunicado Gabriel Albaroa, presidente de la Academia Latina de la Grabación.

La Academia Latina, que lo homenajeó en 2011 con la entrega del Premio del Consejo Directivo, destaca que en su trayectoria profesional se convirtió en "una figura legendaria en el mundo de la música latina y dejó una huella imborrable con su destreza artística".

Ganador de varios premios Grammy anglosajones y latinos, Santos fue también uno de los compositores y arreglistas más conocidos de la música latina por combinar ritmos afrocaribeños con arreglos más sonoros y enérgicos de un "big band" de jazz.

Durante su trayectoria artística ha sido miembro de las orquestas de los legendarios músicos puertorriqueños Tito Puente, Tito Rodríguez y Eddie Palmieri, así como los cubanos Paquito D'Rivera, Mario Bauzá y Francisco Raúl Gutiérrez Grillo, mejor conocido como "Machito", entre muchos otros.

El también miembro del Salón de la Fama de la Música Latina fue nominado en 1992 a un Oscar por Mejor canción con "Beautiful María of my Soul", para la película "Los reyes del mambo tocan canciones de amor".

Asimismo, durante los pasados 30 años trabajó como profesor en el City College de Nueva York, donde dirigió la banda latina de la institución y también participó activamente como orador invitado en varias universidades y colegios en Estados Unidos.

"Su legado perdura en su música y el corazón de nuestra comunidad musical, a la que su dedicación y extraordinario arte inspirarán para siempre. Acompañamos en su dolor a su familia en este difícil momento", concluye la nota de la Academia Latina de la Grabación.

Publicidad