Lady Gaga

SHOWBIZ

La relación que Lady Gaga ha mantenido con su entregada base de fans, que se refieren a ella como 'mamá monstruo', siempre ha sido muy especial. De hecho, la cantante tiene tatuado en el costado izquierdo una especie de garra en homenaje a sus queridos 'little monsters' o 'monstruitos', que es el apodo cariñoso que le puso a sus seguidores en los inicios de su carrera.

Hace unos días la estrella de la música volvió a demostrar que está dispuesta a casi cualquier cosa con tal de devolverles parte del cariño que le han transmitido todos estos años cuando se topó con una admiradora en un mercadillo de Malibú.

Publicidad

La joven de 27 años, que se llama Shannon McKee, reconoció a la artista por su voz después de dedicarle un cumplido de pasada acerca de la chaqueta de cuero que llevaba puesta, según ha explicado en declaraciones al portal Today. En un principio dudó si debía decirle algo más o no, pero finalmente pudieron más las ganas de compartir con ella una historia sobre la influencia ha tenido en la vida de varios de sus seres queridos que la timidez

"Sentía que era importante que lo escuchara, así que regresé y le dije: 'Eres Lady Gaga, ¿verdad? Mi mejor amigo del instituto era un gran admirador tuyo. Y fuiste el motivo por el que se animó a contarme que era gay. Los cinco primeros tatuajes que se hizo fueron en honor a ti y hace poco mi hermano también me contó que es gay. Solo quería darte las gracias por ser una aliada tan buena para su comunidad'", ha explicado la joven.

Lady Gaga se mostró muy conmovida ante su relato y, aunque prefirió no sacarse ninguna fotografía porque estaba acompañada de su actual novio, quiso tener un bonito detalle con Shannon para que recordara su encuentro y pudiese demostrar además que la había conocido en persona.

"Mientras le estaba contando la historia sobre mi amigo, se quitó la chaqueta y me dijo: 'Te había gustado mi cazadora. Aquí tienes, ahora es tuya. Póntela y sigue siendo una mujer de armas tomar cada vez que la uses'", ha desvelado Shannon, que aún no se ha recuperado de la sorpresa.

Publicidad