El ex secretario del Ministerio Público, Rigoberto González enfrentó un careo con Maribel Vergara, jefa de evidencias de la entidad, el cual fue ordenado por la fiscal Tercera Anticorrupción, Yolanda Austin, luego que se le formularan cargos por supuesta sustracción de pruebas.