Un grupo de campesinos de los distritos de Santa Fe y Cañazas en la provincia de Veraguas, rechazan el desarrollo de tres proyectos hidroeléctricos y el desalojo de sus tierras.