La directora de Financiamiento Público del Ministerio de Economía y Finanzas, Katyuska Correa. Foto/@MEFPANAMA

EFE

La deuda pública alcanzó los 20.222 millones de dólares, mientras el producto interno bruto (PIB) los 51.627 dólares en 2015, un 6 % más que en 2014, por lo que la relación con esta variable es del 39,16 %, lo que la mantiene dentro del rango aceptado internacionalmente, del 41 %, explicó hoy una fuente oficial.

La directora de Financiamiento Público del Ministerio de Economía y Finanzas, Katyuska Correa, explicó en rueda de prensa que, en relación a la región latinoamericana, Panamá luce con una macroeconomía "solida" y mejor perspectiva que varios de sus vecinos con grado de inversión, en cuanto al riesgo país

Publicidad

Citó, por ejemplo, que la calificadora Standard & Poor's ubicó en diciembre pasado en unas 225 unidades el riesgo de Perú, 275 Uruguay, más de 300 el de México y Colombia y en 500 el de Brasil, mientras Panamá está en alrededor de 200 puntos básicos.

Estas mediciones tomando como referencia el EMBIG, que mide el diferencial de los retornos financieros de los instrumentos de deuda pública del país respecto a los títulos de referencia de EE.UU. considerados como activos "libres de riesgo".

Correa detalló que actualmente la composición de la deuda panameña se divide en 77 % exterior, 20 % en interior y 3 % de otro financiamiento interno, a diferencia de 2010, cuando el 90 % era externa, el 7 % interna y el 3 % de otro.

Además, el endeudamiento está 85 % a tasa fija y 15 % a tasa variable, mientras en 2010 era un 91 % a tasa fija.

No obstante, consideró que las variaciones en la tasa de interés de la Reserva Federal de EE.UU., que se prevé anuncie una alza antes de terminar el primer semestre de 2016, van a tener "poco" impacto.

El 97 % de la deuda pública panameña está contratada en dólares y solo el 3 % en otras divisas.

La funcionaria sostuvo que la tasa de interés implícita de la deuda del Sector Público No Financiero (SPNF) ha bajado de 7,83 % que tenía en 2006 a 4,38 % (estimado) al cierre de 2015.

Respecto a los bonos del Tesoro de Estados Unidos, acotó, el "spread" (diferencia del precio de compra y el de venta de un activo financiero) de Panamá, de 247 puntos, es mejor que Uruguay (317) y Colombia (391), que tienen el mismo grado de inversión (BBB-), aunque México, con 198, y Perú, con 228 puntos, lucen mejor, pese a estar dos escalones más abajo (BBB+).

La directora refirió que Panamá obtuvo en 2015 unos 7.223 millones de dólares en ingresos, frente a los 7.098 millones de 2014, entre los que destacan, por su aporte, el Impuesto Sobre la Renta y el de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios.

Agregó que el 67 % de estos ingresos del Gobierno Central financian el gasto de inversión.

En cuanto al SPNF refirió que del superávit del 3,4 % que registró en 2007, en 2014 tuvo un déficit del 3,4 % y el año pasado, echando mano del Fondo de Ahorro de Panamá, el déficit en caja, que era del 2,8 %, se redujo al 2 %, lo que mantiene al país dentro de las metas macroeconómicas previstas.

A futuro, previendo desde este año una ligera alza de los precios del petróleo, Panamá proyecta una inflación de 0,42 % en 2016, 1,13 % para 2017, 1,81 % en 2018, 1,85 en 2019 y 1,72 % para 2020.

En tanto, calcula que el PIB crecerá el 6,2 % este año (54.747 millones de dólares), 6,4 % en 2017, 6,6 % en 2018, 6,4 % para 2019 y un 6 % en 2020, con lo que alcanzará los 70.895 millones de dólares ese año, prácticamente a un ritmo doble del mundo, según las referencias del Banco Mundial, citado por Correa.

En lo inmediato, los fondos de inversión se irán a tres principales proyectos: las líneas Dos y Tres del Metro de Panamá, el cuarto puente sobre el Canal de Panamá, el saneamiento y la agenda social quinquenal del Gobierno.

Defendió que "una deuda bien administrada es un elemento muy beneficioso para la economía, dado que la inversión en activos productivos eleva la competitividad nacional".

Publicidad