A pesar de la reciente explicación sobre las finanzas de la Caja de Seguro Social (CSS), existe un grado de desconfianza en la sociedad. Autoridades de salud y pacientes reaccionan ante esta situación.