Oscar Sánchez

Panameños reaccionan al trato poco humano dado a restos humanos en un cementerio del distrito capital.