El procurador de la Administración Rigoberto González

Nimay González

El procurador de la Administración, Rigoberto González, podrá continuar con la investigación que lleva adelante a la Procuradora General de la Nación, Kenia Porcell.

Publicidad

Esto luego de que durante una audiencia desarrollada este miércoles, el magistrado de garantías, Luis Ramón Fábrega, declaró no legal la solicitud para que González se declarara impedido de continuar con la investigación.

La decisión se sustentó en que el abogado Abdiel González no presentó por escrito la petición formal de separación y tampoco hay sustento legal ni fuerza en la solicitud planteada.

“Es la interpretación de él, allí está el alcance, está el vídeo de la noticia que él dio, él dijo que no tiene recursos, no sabemos qué quiere decir el señor magistrado cuando dice que no estaban las pruebas, cuál prueba, si la información la dio un medio noticioso públicamente, todo el país lo vio o lo escuchó cuando dijo que él no tenía recursos, lo que quiere decir que no tiene ni personal ni recursos económicos”, cuestionó el jurista frente a esta decisión.

Añadió que dejar esta investigación como esta hasta que Porcell deje el cargo el próximo mes de enero, es un indicativo de que el proceso no se hará de manera seria y objetiva.

“No se le ha allanado, no se le ha hecho incautación de datos, todo esto deja un ambiente sospechoso tanto en el plano jurídico como ético… el país sabe que no se ha investigado nada, la Procuradora está tranquila en su despacho, hace tamboritos previos para despedirse de su puesto, el Procurador de la Administración sigue durmiendo en los laureles, mientras que el pueblo panameño espera una respuesta de esas investigaciones y que le digan por qué no la han separado, por qué no la han allanado, porque no le han hecho incautación de datos, se ha perdido tiempo valioso recabar información y recaudar aseguramiento de pruebas”, manifestó.

Cabe mencionar que la solicitud de impedimento fue presentada el pasado 3 de diciembre por el abogado González, tras las declaraciones en las que el Procurador señaló que no cuenta con los recursos para realizar la investigación, además de que a su juicio ha asumido “actitudes zigzagueantes, temerarias, inquietantes” dentro de este proceso.

Asimismo ha cuestionado que el Procurador no ha llevado a cabo hasta este momento una incautación de datos al teléfono de Porcell para corroborar la información filtrada en los denominados Varela Leaks.

Por su parte, el procurador González señaló que el abogado estaba en su derecho de hacer esa solicitud, sin embargo, en la audiencia se demostró que no se aportó ninguna prueba que sustentara dicha petición, ante lo cual se tomó la decisión de negarla, ante lo cual él puede continuar la investigación.

Agregó que en este momento existen 7 investigaciones, de las cuales 2 guardan relación con el caso de los Varela Leaks, “una de ellas es la denuncia que presentó el licenciado González y la otra fue la que nosotros reabrimos a raíz de una denuncia que presentaron en el 2017 Miguel Antonio Bernal y otras personas, en estas dos causas nosotros tenemos adelantadas una serie de diligencias a objeto de recabar información para, en base a ello, tomar otras decisiones”.

En el caso específico de los Varela Leaks, reiteró que se debe analizar, una vez recabada otro tipo de información que guarda relación con esa denuncia, el siguiente paso que consiste en verificar si van ante un Juez de Garantías para validar las pruebas.

Publicidad