Varias mujeres han sido asesinadas de manera violenta en las últimas semanas

Nimay González

En las últimas semanas en Panamá se han registrado múltiples casos de homicidio en los que las víctimas son mujeres, ante lo cual advierten de la importancia de que el tema de la violencia contra la mujer sea tratado integralmente.

“Tenemos que empezar a ver el problema de manera integral porque es un problema de salud pública. Tenemos que ver que existe un problema de salud pública, cuál es el detonante que lleva a ese hombre a convertirse en un agresor, tenemos que ver los problemas de alcoholismo y drogadicción, porque sino no va a descender sino que va a seguir en aumento”, enfatizó Suky Yard, de la Fundación Vida Mujer.

Publicidad

Añadió que todo hombre que hoy en día es un agresor en algún momento fue agredido y fue una víctima, ante lo cual cuestionó "qué estamos haciendo como país en cuanto a educación con los jóvenes y las jóvenes, es un círculo vicioso que se tiene que romper con un trabajo grande”.

Cuestionó en RPC Radio la pasividad con la en Panamá se está tratando este tema, advirtiendo que se debe trabajar en la prevención de la violencia contra la mujer.

“Estamos demasiado tranquilos y esperando a que el problema se siga incrementando, siendo reactivos y no preventivos, más de allá de los brazaletes hay que ir a fondo del problema”, enfatizó Yard.

Cabe mencionar que en las últimas semanas varias mujeres han sido asesinadas de forma violenta, el caso más reciente ocurrió este fin de semana en Santa Rita de Pacora, donde el cuerpo sin vida de una mujer fue encontrada dentro de un cuarto de alquiler, con signos de tortura.

Mientras que la semana pasada se registró el asesinato de 3 mujeres en menos de 24 horas, una de las muerte ocurrió cuando una mujer recibió un impacto de bala en la cabeza en los multifamiliares de San Cruz en Curundú; otro caso se registró en Río Rita de la provincia de Colón donde varios sujetos mataron a una mujer para robarle; y el tercer homicidio ocurrió en el distrito de La Chorrera, en Panamá Oeste, donde una mujer fue encontrada muerta en una casa de citas.

Publicidad