Panamá Nacionales -  8 de mayo 2020 - 14:14hs

Especialista: Ley seca dejó en evidencia que beber alcohol no es una prioridad familiar

Nimay González
Por Nimay González

El psiquiatra del Instituto de Salud Mental, Carlos Smith, señaló que el levantamiento gradual de la Ley Seca establecida en Panamá como medida para mitigar el contagio del COVID-19, tuvo como resultado lograr proteger la economía de muchas familias en las que el alcoholismo se había convertido en una prioridad dentro del presupuesto.

 Embed      

Agregó que además la Ley Seca dejó en evidencia que la ingesta de licor no es una prioridad dentro de los hogares, enfatizando que la población debe ser educada con respecto a esto.

“La Ley Seca vino a mandarnos el mensaje de que beber alcohol no es una prioridad familiar, ni social, ni es algo primordial, entonces muchos presupuestos fueron beneficiados con esa política… es muy importante que aprovechemos esta situación del coronavirus para reeducar a nuestra población en que beber alcohol no es una prioridad familiar en ninguno de los niveles sociales y económicos” , señaló Smith.

Agregó además se evidenció que algunos ciudadanos con hábitos de consumo descontrolado o con la enfermedad del alcoholismo incumplieron la medida y buscaban la manera de obtener bebidas alcohólicas.

Por otro lado advirtió que el alcohol es un deshinibidor y que ahora, con el levantamiento de la Ley Seca, en algunas casas donde había paz podrían iniciar algunos problemas precisamente como consecuencia de las desinhibiciones.