Hospital Modular

EFE

La empresa turca Turmaks desmintió este lunes su participación en la licitación de un hospital modular para pacientes con COVID-19 en Panamá, aunque en el concurso del Gobierno Nacional apareció un proyecto suyo presentado por una empresa local que dijo ser su representante y con más del doble precio estipulado inicialmente.

"Nosotros nos sorprendimos" al ver el nombre de Turkmaks en un informe periodístico panameño sobre supuestas irregularidades en la contratación de la empresa que ganó la licitación, SmartBrix, dijo el presidente de la firma turca, Alí Kemaloglu, en una entrevista a Radio Panamá difundida este lunes.

Publicidad

Kemaloglu se comunicó con el medio luego que una alerta en internet le condujo al reporte de esta emisora panameña sobre la licitación del Hospital Panamá Solidario, para pacientes complicados de COVID-19 y con capacidad de 100 camas.

Este proyecto fue adjudicado a la empresa SmartBrix por 6,9 millones de dólares, en un proceso público que investiga la Fiscalía por posible delito contra la administración pública.

En la licitación la firma panameña TKL Import&Export fue una de las tres participantes y presentó una oferta por "16,9 millones de dólares como representante de Turkmaks", de acuerdo con el reporte.

"Nosotros no habíamos presentado ninguna oferta para esa licitación ni directamente ni por medio de agentes (...) por lo tanto alguien debe haber usado alguna presentación nuestra con algunas firmas falsificadas", dijo Kemaloglu, que aseguró desconocer por completo a la panameña TKL.

Además, el presidente de la firma turca se comunicó con la radio panameña porque "no queremos que nuestro nombre aparezca en una licitación con una oferta de un precio tan alto", es decir, 16,9 millones de dólares.

Kemalogu reconoció que el presidente de SmartBrix, Nitesh Mayani, le envió varios correos para pedirle cotizaciones de un hospital de campaña o modular primero de entre 250 a 500 camas, y luego de 100, pero para Colombia, no Panamá.

Y una de esas cotizaciones fue para un hospital modular con las características del panameño por la cifra de 6,7 millones de dólares con todo, camas, equipos computarizados de tomografías, excepto el transporte.

Kemalogu dijo que tras enterarse de la situación ha enviado dos correos a Mayani pidiendo explicaciones pero que no ha recibido ninguna respuesta.

LA FISCALÍA INVESTIGA

La Fiscalía de Panamá abrió de oficio el pasado 25 de mayo una investigación por presunta corrupción en el proyecto del hospital modular, luego de denuncias periodísticas de que hubo un supuesto sobrecosto en la obra porque se utilizaron materiales de segunda mano pero se cobraron como nuevos.

Ese mismo día el Ministerio de Obras Públicas (MOP), responsable del proyecto, publicó en su cuenta de Twitter que "los modulares utilizados en la construcción del hospital, que aunque se hizo en 28 días y se terminó el 16 de abril, sigue cerrado".

El procurador general de la Nación, Eduardo Ulloa ha dicho que ha abierto unas siete investigaciones por supuesta corrupción en casos de adquisición de bienes y servicios en el marco de la emergencia nacional por la pandemia, todas de oficio, a raíz de informes periodísticos.

Panamá acumulaba hasta el domingo 336 muertes y 13.463 contagios confirmados del nuevo coronavirus, lo que lo sitúa como el país más afectado en Centroamérica.

Publicidad