La pesca ilegal en Panamá le hizo obtener una tarjeta amarilla de parte de la Organización Europea

Teiga Castrellón

La Autoridad de Recursos Acuáticos de Panampa (ARAP) adelantó que Panamá se prepara para la evaluación que hará el 19 de junio la Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca de la Unión Europea (DG Mare), con el fin de determinar a ser calificados positivamente para continuar con la exportación de productos pesqueros y acuícolas hacia ese mercado.

Panamá, según informó la administradora de la ARAP, Flor Torrijos, fue notificada en junio del 2019 con una tarjeta amarilla por este organismo europeo como advertencia que de continuar sin los controles adecuados, podría ser identificado como un país no cooperante en lucha contra la pesca ilegal no declarada y no reglamentada (INDNR)

Publicidad

"Hemos acordado y desarrollado un Plan de Acción con .ocho ejes de acción en el marco de un diálogo abierto con la Unión Europea, incluyendo medidas relacionadas al control de la flota y procesos de trazabilidad y evitar que nos imponga una tarjeta roja y con ello se prohíba la entrada o importaciones provenientes de Panamá de productos provenientes de la pesca, perjudicando a nuestros productores", señaló Torrijos.

Para esta evalución la ARAP presentará la Ley General de Pesca, acuicultura y actividades conexas; la incorporación de la ARAP a la Ventanilla Única Marítima de Panamá (VUMPA) para acceder a los sistemas de información de electrónica en todo el territorio nacional a fin de conocer en tiempo real el arribo de buques de pesca de bandera extranjera; también se creó un sistema de expedición de licencias de pesca internacional en línea y sistematizado; demostrando total transparencia con los usuarios e incrementando la lucha contra la pesca ilegal y se ha ampliado la cobertura total de inspectores veinticuatro horas horas del día; siete días a la semana.

Cabe destacar que esta autoridad firmó, además, un acuerdo de cooperación con la Organización Internacional Global Fishing Watch, siendo Panamá uno de los cuatro países que ha dado este importante paso, se ha reforzado con los estamentos de seguridad la fiscalización en las aguas jurisdiccionales que los peces o pesca ilegal lleguen a los mercados internacionales o nacionales. Y se ha sancionado a embarcaciones por la pesca ilegal, decomisando más de 57 mil libras de productos capturados ilegalmente.

Publicidad