Algunos migrantes que se evadieron de un albergue en Gualaca se resistieron a ser conducidos a Los Planes, Senafront utilizó la "fuerza necesaria"

Odalis Núñez

Al menos 36 migrantes haitianos que se mantenían en Paso Canoas, tras evadirse del albergue de Los Planes en Gualaca, provincia de Chiriquí, fueron conducidos a la fuerza por el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), al hospedaje hasta tanto, se regule la situación en los pasos fronterizos.

Publicidad

De acuerdo con el Senafront, en un principio las unidades tuvieron un acercamiento, de una manera pacífica, sin embargo, algunos migrantes se resistieron “obligándolos a utilizar la fuerza necesaria para conducirlos”.

Jorge Gabea, miembro del Senafront expresó  “no podemos permitir que ningún extranjero violente las leyes de la República de Panamá, y utilizaremos la fuerza necesaria para hacerlas cumplir”.

Sostuvo que por su seguridad ellos deben mantenerse dentro de los albergues, pero no quieren acatar las leyes del Gobierno Nacional, “ellos buscan ganar protagonismo con este tipo de actitudes que lo que pone en riesgo son a sus hijos y familiares que viajan con ellos”.

Los migrantes que se evadieron de la Estación de Recepción Migratoria son conducidos primeramente ante las autoridades sanitarias, luego a un juez de paz y llevados de regreso al albergue de Los Planes.

Publicidad