La aprobación de esta ley busca fortalecer la reactivación de las actividades económicas en medio de la crisis generada por el COVID-19

Teiga Castrellón

La Asamblea Nacional de Panamá (AN) aprobó esta mañana el proyecto de ley No. 358, que reforma el Código Fiscal, y a través del cual se crea un régimen especial de impuesto sobre la renta aplicable a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), a empresarios y emprendedores.

El proyecto de ley fue llevado al pleno de la Asamblea por el Ministerio de Economía y Finanzas y con este se busca apoyar a los emprendedores de negocios en Panamá en medio de la pandemia del COVID-19 para que hagan la reactivación de sus empresas.

Publicidad

La iniciativa explica que en primera instancia, se propone la modificación del Artículo 699-A del Código Fiscal de la República de Panamá, "que aplica a los contribuyentes jurídicos considerados Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (mipymes), disminuyendo el porcentaje de Impuesto Sobre la Renta (ISR) a pagar sobre su renta neta gravable y determinando las escalas progresivas aplicables".

Otras de las modificaciones que se propone es la adición de un nuevo Articulo 700-A en el Código Fiscal, creando un nuevo régimen similar de Impuesto Sobre la Renta (ISR) a pagar sobre su renta neta gravable, aplicable y en beneficio de los contribuyentes naturales que cumplan con los criterios establecidos en calidad de Empresarios y Emprendedores en el segmento mipymes, el cual igualmente aplicará en base a escalas progresivas.

Se explica que este Régimen Especial inédito de Impuesto Sobre la Renta (ISR) está destinado tanto para Personas Jurídicas como Naturales, en calidad de contribuyentes, que se encuentren debidamente inscritas en la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme y cuya Renta Bruta o Ingresos Totales anuales no excedan B/.500,000.00, lo cual también implica una ampliación del beneficio, toda vez que la norma actual limita la aplicabilidad solo a personas jurídicas cuya Renta Bruta o Ingresos Totales anuales no excedan de los B/.200,000.00. 

El proyecto de ley tiene como objetivos de este Régimen Especial el de iniciar un proceso integral de formalización a los micros y pequeños empresarios, tanto naturales como jurídicos, incluyendo su debida inscripción ante la Ampyme, logrando igualmente acceder a los beneficios tangibles de financiamiento, garantías, capital de emprendimiento y de igual manera una adecuada gestión tributaria planificada ante la Dirección General de Ingresos (DGI).

En los momentos actuales, existe una alta informalidad en este importante sector económico del país, haciendo notable la diferencia existente entre los 137,022 contribuyentes, naturales y jurídicos, que actualmente declaran ingresos formalmente ante la Dirección General de Ingresos (DGI).

Se prevé que el ahorro que estos empresarios obtendrían producto del presente proyecto se calcula anualmente por un total aproximado de ocho millones doscientos mil balboas (B/. 8,200,000.00), según las últimas cifras disponibles por declaraciones anuales de renta ante la Dirección General de Ingresos (DGI).

"Esto representa un ahorro estimado para los Micro y Pequeños Empresarios, naturales y jurídicos, de entre el 30% y el 50% del Impuesto Sobre La Renta (ISR) pagadero según el régimen vigente. Además, la formalización de los Micros y Pequeños Empresarios, y la coherencia de datos entre los registros de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) y la Dirección General de Ingresos (DGI), permitiría al Gobierno Nacional focalizar y mejorar los estímulos destinados a este importante sector económico del país", concluye parte de la exposición de motivos del proyecto. 

Publicidad