El periodista del diario La Estrella de Panamá, Juan Alberto Cajar

Catherine Perea

Gerardo Berroa, director del diario La Estrella de Panamá, aseguró que el periodista Juan Alberto Cajar tenía su carné que lo identificaba como periodista, al momento de ser detenido por unidades de la Policía Nacional (PN) en una manifestación en los predios de la Asamblea Nacional (AN).

Publicidad

Un comunicado de la PN sobre el hecho indica que Cajar sacó su carné de prensa posterior a la aprehensión y estando en la sede policial en Calidonia. Según este comunicado, el periodista tampoco mantenía equipo de filmación o de grabación.

Cajar fue liberado pasadas las 11:00 p.m., y fue citado a una audiencia en la casa de paz de Bella Vista.

Berroa dijo que una vez tuvo conocimiento del incidente, se comunicó con la Presidencia desde donde se envió a dos funcionarios de la dirección de comunicación del Estado hasta la estación de la Policía donde se encontraba el periodista.

Posteriormente, detalló Berroa, la Policía exigió que se firmara un acta en el que se les exentaba de responsabilidad, ya que Cajar declaró que al momento de su detención le hecharon gas pimienta.

Cuando el acta se está haciendo, un comisionado de la Policía le pide disculpas a Juan (periodista) delante de Eduardo Quirós (presidente de La Estrella), pero un policía de menor rango recibe una contra orden, viene del director de la Policía que decía que no podía ser liberado, y tenía que ser llevado a medicina forense”, sostuvo Berroa.

El director del diario La Estrella señaló que recibió una llamada del director de la PN, Jorge Miranda, en la que le aseguró que el procedimiento de trasladar a Cajar a medicina forense tenía que cumplirse.

Aquí el problema no es el incidente ya, aquí es la insubordinación del director de la Policía, porque está violando una orden presidencial, una orden de la autoridad civil”, manifestó.

Además de Cajar, durante la protesta fueron detenidas otras 5 personas por supuestamente intentar violar el perímetro de seguridad y no acatar los mandos verbales de unidades policiales.

Publicidad