Panamá Nacionales -  18 de enero 2022 - 09:09hs

Eduardo Ortega: Pruebas caseras serán muy útiles al inicio de las clases para contener brotes

El doctor Eduardo Ortega indicó que se espera que en unas dos semanas podría arribar al país las pruebas caseras que detectan el COVID-19.

Teiga Castrellón
Por Teiga Castrellón

El Secretario Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación de Panamá (Senacyt), Eduardo Ortega expuso las bondades de tener en el país las pruebas caseras o autoaplicables en la contención de los contagios de COVID-19, una vez que se dio a conocer que el Consejo de Gabinete aprobó la compra de 450 mil pruebas de éstas.

Sobre estas pruebas para detectar el COVID-19 el doctor Ortega señaló que la calidad de las mismas es alta y fueron evaluadas por el Instituto Conmemorativo Gorgas, indicando que son pruebas rápidas, económicas, de una alta sensibilidad y son visuales, a través de las cuales se permiten ver el resultado en un tiempo estimado entre 15 a 20 minutos.

Eduardo Ortega: Las pruebas autoaplicables o caseras han sido evaluadas por el Instituto Gorgas

Además Ortega señaló que cuando inicie la temporada escolar las pruebas caseras serán de gran ayuda para contener brotes o detectar casos positivos de COVID-19.

"Esta es una prueba que también uno la puede utilizar muy eficientemente cuando comience el año escolar, porque en las escuelas las podemos controlar mucho mejor, las autoridades o algunos grupos pueden tener estas pruebas y tienes un brote en la escuela, vas rápidamente al salón de clase donde tienes un niño positivo o un niño con síntomas, realizas la prueba y tú muy rápidamente en una o dos horas tienes una visión directa de lo que está sucediendo en ese salón de clases y puedes manejar un brote en el sitio", señaló el secretario.

El doctor Ortega indicó que cada prueba tendrá un QR, el cual deben reportar a la Autoridad de innovación Gubernamental (AIG) una vez se hagan la prueba, y añadió que la prueba estará vinculada a la persona a la que se le dio.

El especialista indicó que los panameños, una vez llegada las pruebas al país, que calcula arriben en unas dos semanas, deben tener una cultura de responsabilidad de reportar si es positivo.

"Una cosa importante aquí es la ética, la cultura de la persona de reportar las pruebas que se están haciendo. Hay varias posibilidades que se están discutiendo, una posibilidad por ejemplo es de que estas pruebas en una farmacias estén ligadas a la persona que las adquiere por ejemplo tiene que dar su número de cédula y está obligada entonces a reportar el resultado de esa prueba a la AIG y entonces de esa manera la autoridades pueden tener visibilidad completa de lo que está ocurriendo. Creo que el sistema público debe tener esas pruebas, y el sistema privado ampliamente también debe tener acceso a estas pruebas para que se puedan realizar las personas si sospechan son positivas, han sido contacto de un caso o van a hacer una actividad, por ejemplo; van a visitar a una persona es inmunosuprimida o van a ir a un lugar donde no se han vacunado o van a ir a otro lugar donde hay personas de extremada edad o una persona con cáncer, esta persona se realiza esta prueba y puede ir a visitarlas sin infectarlas", acotó Ortega.

Ortega señaló que actualmente no todas las personas están yendo a hacerse las pruebas y en el país se tiene una visual parcial de la situación del COVID-19.

En esta nota: