¿Se puede prevenir el cáncer?. Foto/Dreamstime

Melany Lasso

Ciertamente, esta pregunta no tiene una respuesta concreta, ya que existen muchos factores que influyen en las personas para que se desarrolle, sin embargo muchos cánceres podrían prevenirse si las personas no consumieran alcohol, tabaco y alimentos dañinos.

Hablando de todos los tipos de cáncer en general, hay hábitos que pueden ayudarte a disminuir esta probabilidad que son:

Publicidad

Alimentación y actividad física

Debemos saber que la alimentación tiene conexión con ciertos tipos de cáncer, aunque no estén las razones claras aún, hay ciertos tipos de alimentos que ayudan a prevenirlo como son:

Publicidad

- Llevar una dieta rica en verduras y frutas frescas al menos 2 ½ tazas al día.

- Limite las carnes rojas (res, cerdo y cordero).

- Consuma más pescado.

- Limite las carnes procesadas (carnes prepararas, enlatados, tocinos).

- Consuma cereales integrales llenos de fibra, en vez de cereales con azúcares y refinados.

En la actualidad existe mucha información nutricional y nutricionistas que aparte de ayudarte a llevar una dieta balanceada, tienen la capacidad de ayudarte a llevar un peso perfecto.

Disminuir el consumo de alcohol

El consumo de alcohol aumenta cada vez más el riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer, entre ellos el de laringe, esófago, colon, hígado, boca, garganta y mama en mujeres.

Limite el consumo de bebidas alcohólicas ya que todos los tipos están asociados a la enfermedad, ya sea vinos, cocteles, cerveza, ya que cada uno afecta o altera la naturaleza de órganos y pierden su función lo que provoca el cáncer.

Tabaco o cigarrillo

Fumar causa daño en casi todos los órganos del cuerpo y es uno de los motivos más comunes de causa de muerte en Estados Unidos, ya que 1 de cada 3 muertes son ocasionadas por el cigarrillo o tabaco.

Las pipas, cigarros, tabaco, de consumo oral deben evitarse, inclusive las personas que huelen el humo del cigarro puede ocasionar grandes daños a los pulmones.

Estudios han mostrado que personas que dejaron de fumar tienen menos riesgo de padecer un cáncer, aunque no del todo porque parte de sus órganos deben estar dañados.

Publicidad

Publicidad