Otros deportes -  15 de marzo 2021 - 12:09hs

Drew Brees anuncia su retiro tras 20 temporadas en la NFL

La era de Drew Brees con los Saints de Nueva Orleans —que incluyó una celebración de Super Bowl, emotivas noches de récords en el reconstruido Superdome y el grandioso papel de un pequeño quarterback en el renacer de una ciudad histórica— ha llegado a su fin.

Brees, el líder de la NFL en pases completos y yardas por aire, decidió retirarse tras 20 temporadas en la liga, incluyendo sus últimas 15 con Nueva Orleans.

“Hasta el final me esforcé para dar todo a la organización de los Saints, al equipo y la gran ciudad de Nueva Orleans”, dijo Brees en un mensaje en las redes sociales el domingo. “Compartimos algunos momentos grandiosos juntos, muchos de los cuales están plasmados en nuestros corazones y mentes y serán parte de nosotros para siempre”.

El mensaje incluyó un corto video en el que sus cuatro hijos exclamaron: “Nuestro padre finalmente se retira para pasar más tiempo con nosotros”.

La decisión fue tomada al cabo de una temporada de 2020 en que el quarterback de 42 años ganó nueve de 12 juegos como titular, y en la que completó el 70,5% de sus pases, luego ganó un partido de la fase de comodines de los playoffs antes que la campaña de Nueva Orleans finalizó con una derrota en la ronda divisional ante Tampa Bay, el eventual ganador del Super Bowl.

Brees se ausentó en cuatro partidos de esta temporada con fracturas múltiples de costillas y un pulmón colapsado. Fue la segunda campaña en fila que Brees tuvo que perderse parte de la temporada por lesiones después de haber estado fuera un solo juego por lesiones en las 13 previas.

En 2019, Brees se perdió cinco duelos por una lesión de pulgar derecho que requirió cirugía.

El coach de los Saints, Sean Payton, dijo que Brees padeció múltiples lesiones o achaques durante su ciclo con los Saints, pero siempre procuró jugar en lo que fuera posible.

“Su durabilidad y disponibilidad todos estos años es realmente increíble. Puedo recordar muchas de esas lesiones diferentes", indicó Payton. “Nunca vi a un jugador tan valiente y reacio”.

Brees es el líder de todos los tiempos de la NFL en yardas por aire con 80.358, aunque esta marca estará en peligro la próxima temporada por Tom Brady, de 44 años, quien registra 79.204 yardas aéreas. Sólo los 581 pases de touchdown de Brady superan los 571 de Brees.

Brees había dado pistas sobre sus intenciones, asegurando que se consideraba en “tiempo prestado”. Tras su último partido, regresó al campo en el Superdome con ropa de calle, abrazó a su esposa y jugó a lanzar el balón con sus hijos por dos horas. Cuando Brady lo vio mientras se dirigía al autobús de Tampa Bay, se detuvo, conversaron, lanzó pases a los hijos de Brees y lo abrazó antes de partir.

“Felicidades, mi amigo, por una carrera increíble”, declaró Brady en una publicación en las redes sociales. “Gracias por la inspiración y la dedicación dentro y fuera de la cancha. Estoy ansioso por ver qué sigue”.

Los Saints actualmente tienen a un quarterback bajo contrato: Taysom Hill, quien tuvo marca de 3-1 como titular en ausencia de Brees en 2020.

Brees llegó a los Saints mientras Nueva Orleans aún lidiaba con la devastación causada por el huracán Katrina en agosto de 2005. Cuando Brees se mudó a la ciudad, compró y renovó una histórica mansión cerca del Parque Audobon.

La tormenta había obligado a los Saints a disputar sus juegos de casa de 2005 fuera de Nueva Orleans, y el equipo terminó con foja de 3-13.

Una temporada después, con el debutante Payton eligiendo las jugadas y Brees ejecutándolas, los Saints ganaron 10 duelos de temporada regular y un juego de la ronda divisional en el reconstruido Superdome.

La única aparición y título de Super Bowl de la franquicia ocurrió en la temporada 2009, en la que Brees fue elegido Jugador Más Valioso del partido que le ganaron a los Colts de Indianápolis, celebrándolo con su primer hijo, Baylen, en sus brazos mientras el confeti caía sobre los dos.

Los 32 pases completos por Brees (en 39 intentos) empataron el récord del Super Bowl, una de las numerosas ocasiones que el quarterback que los Chargers de San Diego tomaron al iniciar la segunda ronda del draft de 2001, plasmó su nombre en el libro de récords de la NFL.

Aunque Brees fue popular en sus cinco temporadas con San Diego, se convirtió en sinónimo de Nueva Orleans cuando firmó con los Saints. Participó en campañas para la industria de turismo de la ciudad, manifestó su cariño por la comunidad en innumerables entrevistas, ensalzó la renovada escena de restaurantes de la ciudad y fue una de las celebridades que participó en desfiles de Mardi Gras.