Muchas mujeres que sueñan con la panacea de la belleza siguen cayendo en manos de quienes se dicen especialistas. Muchas de ellas han vivido verdaderas historias de horror.