Mariángeles Muñoz

Aristides Quintero, toxicólogo, estudia el veneno de una las serpientes más peligrosas de Panamá: la serpiente X. Quintero descubrió que el veneno de este reptil puede eliminar bacterias y matar células tumorales.