AFP

El número de víctimas fatales por el nuevo coronavirus aumentó el miércoles a nueve personas en China, donde las autoridades sanitarias advirtieron que podría "mutar" y propagarse más fácilmente. Estados Unidos anunció el martes el primer caso en su territorio.