AFP

Liu ha estado casado por más de una década, pero vive separado de su esposa y no quiere serle infiel, por lo que compró una nueva y revolucionaria muñeca sexual que está demostrando ser muy popular con las personas exigentes que tienen dinero para costearlas.