¿Por qué nos gusta tenerla arriba?. Foto/Dreamstime

Luis Diaz Govea

En el momento de mantener relaciones sexuales con su pareja, se busca variar en distintas posturas para que ambos puedan disfrutar al máximo. Por otra parte, los hombres están prefiriendo optar por la postura de “cowgirl” o “amazona”, donde su amada se ubica sobre ellos.

Buena vista

Publicidad

Además del clásico misionero, la postura del cowgirl ofrece al hombre una comodidad debido a que se encuentran tendidos sobre la cama (ahorrándoles responsabilidades), y desde allí deleitarse con un panorama privilegiado que les brinda su chica totalmente desnuda sobre ellos.

Zona palpable

Publicidad

En pleno momento de intensidad, le permite al chico tantear a su pareja tocándole su trasero e inclusive sostener su cadera para ayudarle a subir y bajar en la penetración. También puedes disfrutar de sus lolas manoseándolas e introduciéndolas en tu boca.

Exquisito ángulo

Esta posición favorece a una penetración profunda y le otorga a la chica el control total de la situación manejando los tiempos del ajetreo. Además le ayuda a ella a llegar más rápido al orgasmo debido a que el clítoris rosará con la pelvis del hombre generando un mayor estímulo. Ella también podrá darle la espalda al chico, dándole otra perspectiva muy apetecible.

Publicidad

Publicidad