DETROIT Tecnología -  9 de febrero 2016 - 11:25hs

Cambios de marcha en autos Fiat Chrysler son confusos

El sistema electrónico para cambio de marcha instalado en algunos vehículos Fiat Chrysler de modelo reciente es tan confuso que los conductores se han bajado de los vehículos con los motores funcionando y la velocidad todavía activada, lo que ha derivado en colisiones y heridas graves, determinaron investigadores de Estados Unidos.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) dijo en documentos difundidos el fin de semana en internet que duplicó el número de vehículos incluidos en una investigación sobre ese problema, pero se abstuvo de solicitar a la marca que haga un llamado a reparación.

La agencia ha contabilizado más de 100 choques y más de una docena de heridos, principalmente de camionetas Jeep Grand Cherokee.

Mediante pruebas, la NHTSA determinó que la palanca de cambios en la consola situada en el centro del vehículo "no es de manejo sencillo y no brinda una buena retroalimentación táctil ni visual al conductor, lo que aumenta la posibilidad de que se seleccione una velocidad no deseada", escribieron los investigadores en los documentos.

Los investigadores elevaron el carácter de la pesquisa a análisis de ingeniería, un paso más próximo a un llamado a revisión. La NHTSA continuará recabando información y si es necesario, pedirá dicho llamado, dijo un portavoz.

La investigación podría determinar en qué medida los fabricantes pueden cambiar el modo de operación de los automóviles cuando introducen nueva tecnología y hasta dónde se pueden apartar de los mecanismos convencionales a los que los conductores están acostumbrados para controlar los vehículos.

Jake Fisher, director de pruebas de autos para la revista Consumer Reports, auguró que surgirán más problemas y habrá más investigaciones a medida que los fabricantes de vehículos continúen dotando a las unidades de nuevos controles electrónicos que no son familiares para los conductores.

La investigación del gobierno abarca más de 856.000 vehículos, incluida la Grand Cherokee modelos 2014 y 2015 y los sedanes Dodge Charger y Chysler 300 con motores V6 de 3,6 litros de 2012 al 2014.

En estos vehículos, los conductores mueven la palanca hacia adelante o hacia atrás para cambiar de marcha, pero la palanca no se queda en una nueva posición, como en la mayoría de los automóviles tradicionales.

Una luz muestra la velocidad seleccionada, pero para pasar de Drive a Park (de en marcha a estacionado), los conductores deben mover la palanca tres veces hacia adelante. Los cambios carecen de ranuras que correspondan a la velocidad utilizada, y la palanca se regresa al centro después de que el conductor hizo un cambio.

Los vehículos avisan con un sonido y prenden una advertencia en el tablero si el conductor abre la puerta y el vehículo no está en Park (parado).

Sin embargo, los investigadores determinaron que el botón de arranque y alto que no apaga el motor si los vehículos no están en Park, lo que aumenta el riesgo de que los vehículos se desplacen después de que el conductor se haya bajado de la unidad.

En esta nota: