AFP

Motonetas, bicicletas y autos eléctricos se abren paso en la contaminada Ciudad de México, en alerta ambiental desde hace un mes.