¿Sabías que hay un lugar en Panamá, a tres horas de la ciudad, que es uno de los lugares más bellos de todo el continente americano? Se trata de San Blas, un archipiélago compuesto por 365 islas, una para cada día del año, ubicado en el Caribe panameño. Treinta y seis de esas islas están habitadas por el pueblo Guna, los indígenas que mantienen este lugar preservado.