EEUU TV -  19 de julio 2017 - 10:22hs

Feliciano López se toma con humor críticas de Alba Carrillo en "Supervivientes"

Desde que el verano pasado la modelo Alba Carrillo anunciara públicamente el fin de su matrimonio con el tenista Feliciano López, del que se desprendió el ya famoso titular de que el deportista le había pedido el divorcio de manera "fría y distante", la expareja no solo ha venido protagonizando uno de los enfrentamientos judiciales más agrios y mediáticos de la crónica social, sino también uno de los culebrones televisivos más sonados de los últimos tiempos gracias a la tendencia de la modelo a aparecer ante las cámaras para lanzar todo tipo de reproches y acusaciones a su ya exmarido.

Aunque a lo largo del último año ha sido Alba quien se ha encargado principalmente de mantener este tema en primera línea de actualidad, ofreciendo incluso en 'Supervivientes' -el 'reality' del que es una de las concursantes más populares- impactantes declaraciones sobre los entresijos de su conflictiva relación, el guapo toledano no ha dudado en hacer ahora una leve excepción al tradicional hermetismo que ha venido mostrando sobre esta cuestión, recurriendo precisamente al medio televisivo para dejar bien claro que no le asusta hablar de su exmujer y menos aún de la imagen tan poco favorecedora que ha venido pintando de él.

De hecho, tanto Feliciano como su hermano Marc López -también tenista- y su madre Belén Díaz decidieron ayer martes abrir las puertas de su casa a toda la audiencia del programa de entrevistas de Bertín Osborne, 'Mi casa es la tuya', para sincerarse en mitad de un suculento almuerzo sobre los efectos que la incontinencia verbal de Alba ha venido ejerciendo en el día a día de su familia.

"Este canijo [en referencia a su hermano Marc] es un gran fan de 'Supervivientes', se lo ve todo", aseguró Feliciano al presentador y cantante en un avance del programa sin darle demasiada importancia al asunto. "Lo que más le divierte es ver a tu consuegra [Lucía Pariente, madre de Alba]", bromeó para seguirle el juego el presentado dirigiéndose a su progenitora, quien resopló ante la mención de su 'consuegra', quien también participa en el famoso espacio de Telecinco, donde asiste fielmente a su hija en su campaña de desprestigio contra quien fuera su marido.

Antes de que Feliciano optara por zanjar definitivamente el tema con un simpático "Corramos un tupido velito, ¿no?", su hermano Marc no pudo hacer otra cosa que confesar su adicción al concurso, "Me encanta, lo reconozco", mientras que Belén se limitó a comentar que algunas de las "cosas que se han dicho" de ella y de sus hijos le habían "molestado" profundamente.

En esta rara entrevista, la primera y previsiblemente la última en que se pronuncie sobre el fracaso de su matrimonio -que él asegura que encaró con "mucha ilusión"-, el deportista se ha mostrado precavido a la hora de hablar de su ex y sobre todo de los motivos que precipitaron su separación, alegando que "se sabía" que su relación no iba a funcionar y que hasta ahora ha conseguido mantenerse ajeno al circo mediático que ha orquestado la modelo.

"A mí no me sale hablar mal de una persona con la que he compartido parte de mi vida. No es un fracaso. Cuando dices una cosa, alimentas más la polémica. Yo creo que mi imagen no se ha visto perjudicada", alegó con mucha cautela y midiendo claramente sus palabras para no avivar aún más la polémica.

"La vida sigue, tenemos toda la vida por delante para ser felices".En las semanas inmediatamente posteriores a la ruptura, Alba consolidó con éxito su perfil de mujer traicionada y sufridora ante la opinión pública al asegurarse una presencia casi diaria en los programas del corazón, donde relataba sin reparo alguno todos aquellos desplantes y agravios que habría sufrido por parte del toledano.

Con el paso del tiempo, y tras anunciar en varias ocasiones tanto que se disponía a desaparecer de la vida pública como que regresaba a ella por todo lo alto, Alba ha venido elevando el tono y el alcance de las críticas que ha dirigido a su exmarido, hasta el punto de atribuirle en los últimos tiempos varias infidelidades, algunas de ellas con otros hombres -unas acusaciones de las que Feliciano se ha reído en conversación con Bertín-, y de acusarle de incumplir las supuestas obligaciones financieras que habría contraído por el divorcio e incluso de provocar un hipotético trauma a su hijastro Lucas, hijo de Alba y su ex Fonsi Nieto y que estaba muy unido al deportista, al abandonar el hogar conyugal sin despedirse siquiera de él.

"Mi hijo lo pasó muy mal, porque cuando quieres a una persona como si fuera un padre y desaparece de golpe y porrazo, pues imagínate. No le dijo ni adiós y lo pasó muy mal, eso es lo que yo no le perdono. Una cosa es que te separes de mí, lo veo fenomenal, le perdono lo mío, pero lo de mi hijo no voy a poder", explicaba el pasado mes de mayo en 'Supervivientes', ante la atenta mirada de su madre, la citada Lucía Pariente.