Tremenda fiesta fue la que se vivió en el Hotel El Panamá, para calentar motores y celebrar como todos los años, el Carnaval tableño.