Fergie se "echó a llorar" en su primer día de trabajo después de dar a luz

Para que no quede ninguna duda sobre su compromiso con la erradicación de cualquier tipo de conducta sexista, la cantante Fergie ha aprovechado su última intervención pública para arremeter duramente contra todos aquellos que se atreven a afear la decisión de muchas mujeres de compaginar la maternidad con el desarrollo de sus inquietudes profesionales: eso sí, después de reconocer que ella misma se sintió algo culpable tras regresar a su rutina laboral ya convertida en la orgullosa madre del pequeño Axl (4)."Es lo peor del mundo [separarse de un hijo recién nacido], lo confieso.

Recuerdo que las primeras veces que iba al estudio después de haber dado a luz no pude evitar echarme a llorar nada más montarme en el coche. Fue la sensación más extraña que he tenido en mi vida, me dejó completamente descolocada porque nunca antes había sentido algo así. Y me preguntaba: '¿Pero qué es esto?'", ha revelado en el programa de televisión 'Lorraine'.

"Y es injusto, porque como mujer... Quiero decir, los hombres siempre han podido dedicarse a sus carreras al tiempo que tenían hijos, pero si eres mujer y tienes una carrera, hay gente que trata de hacerte sentir culpable. Es una forma de avergonzar a las mujeres y es como si te dijeran: 'No puedes hacer nada de eso ya, eres madre'", ha añadido en la misma conversación.

La artista estadounidense, antigua vocalista de los Black Eyed Peas y ahora una de las solistas más exitosas de la escena pop, siempre ha tenido claro que la identidad de las mujeres -y de todos los seres humanos, en general- es mucho más compleja y multidimensional que la visión reduccionista que al respecto despliegan los sectores más conservadores de la sociedad."Claro, yo me pregunto: '¿Qué se supone que tengo que hacer?'. Me encanta cantar y bailar, es lo que me identifica como ser humano", ha expresado en un sensato ejercicio de autoafirmación.

Por otro lado, nadie debería albergar ninguna duda sobre el carácter responsable y la dedicación con la que Fergie gestiona su ámbito más familiar, especialmente después de anunciar su separación de su ya exmarido Josh Duhamel y de insistir en que la pareja seguirá en estrecho contacto para garantizar el bienestar emocional de su único hijo en común."La verdad es que no estamos en una situación precisamente fácil, pero es que nunca va a ser fácil.

Pero, ¿sabes qué?, nuestro hijo es nuestra máxima prioridad y por eso tenemos que hacer todo lo posible por hacer que esto funcione", ha manifestado con seguridad.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes