Bolivia abre un aeropuerto con miras al turismo en la zona de las misiones

Bolivia cuenta desde hoy con un nuevo aeropuerto internacional enfocado sobre todo al turismo en la zona de las misiones jesuíticas, en el oriente del país, donde busca captar viajeros especialmente de países del Cono Sur.

El presidente boliviano, Evo Morales, inauguró el aeropuerto en la ciudad oriental de San Ignacio de Velasco, próxima a la frontera con Brasil y situada en las misiones jesuíticas de Bolivia, declaradas patrimonio de la Unesco y consideradas de las mejor conservadas de América.

"Estados vecinos de Bolivia quieren usar nuestro aeropuerto, en vez de viajar a Brasil y de ahí a Europa", aseguró en su discurso.

Morales afirmó que la región boliviana de Santa Cruz, que con el de San Ignacio de Velasco es la única de Bolivia con tres aeropuertos internacionales, tiene potencial para captar pasajeros con destino especialmente a Estados Unidos y también a Europa.

"Qué lindo sería que ellos usen nuestro aeropuerto internacional", comentó.

El mandatario apuntó que para ello "hay que hace una planificación, para dar una buena utilidad" en esta nueva instalación pensada para el turismo "fundamentalmente".

Al respecto, recordó que la zona donde se encuentra el aeropuerto, la Chiquitanía, cuenta "con una buena imagen a nivel internacional" que Bolivia debe aprovechar.

"Ahora estamos inaugurando los vuelos diurnos", pero a final de año "el aeropuerto estará bien iluminado para prestar un servicio de 24 horas", anunció.

Según datos del Ministerio de Culturas y Turismo de Bolivia, la obra fue ejecutada por la empresa española Contratas Iglesia, con una inversión de unos 28,6 millones de dólares.

Uno de sus objetivos es aumentar el flujo turístico en la zona de las misiones jesuíticas, "única en América declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco", destacó el ministerio.

La nueva terminal prevé recibir líneas aéreas como la estatal Boliviana de Aviación (Boa) y la privada Amaszonas, en su pista de 2.750 metros de longitud y 45 de ancho.

La inauguración incluyó una "Feria Cultural Chiquitana" organizada por el ministerio, que mostró el potencial turístico de la región y sus artesanías en cuero, tallados, tejidos, pintura en tela, costura, bisutería en semillas, carpintería, cerámica y otros.

El municipio de San Ignacio de Velasco cuenta con una población de unos 60.500 habitantes y un flujo turístico proveniente del resto de Bolivia y de Alemania, Argentina, España, Suecia, Rusia y Perú, especialmente, con una capacidad hotelera para unas 700 personas por noche, de acuerdo con Culturas y Turismo.

Las misiones fueron fundadas a partir del siglo XVII por la Compañía de Jesús para evangelizar a las comunidades originarias.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes