Exiliados nicaragüenses crean coalición para "librar" a su país de Ortega

Exiliados nicaragüenses crearon en Miami la coalición Consejo Nueva Nicaragua encaminada a "librar" al país del Gobierno de Daniel Ortega, la vicepresidenta Rosario Murillo y el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), informó hoy a Efe el opositor Gustavo Tefel.

El activista del Grupo de Apoyo a Nicaragua 19 de Abril, que se exilió en junio pasado en Miami con su familia tras haber recibido "amenazas y agresiones físicas", señaló que el objetivo es "terminar de unificar a los grupos aliados" de los nicaragüenses dentro de Nicaragua y los exiliados de este país en Latinoamérica y Estados Unidos, "tener una sola voz internacionalmente".

Señaló que el Consejo directivo de la nueva coalición, reunido hoy en Miami, tiene previsto visitar la sede de Naciones Unidas en Nueva York para denunciar la crisis social y política que enfrenta Nicaragua.

De igual forma irán a la ONU a agradecer a países que han apoyado las manifestaciones opositoras y al pueblo de Nicaragua, y rechazar a los que no se han pronunciado, expresó.

La coalición también tiene la tarea de "consolidar" la información sobre los presos políticos, los asesinatos, las torturas, los desaparecidos, el "maltrato" a la Iglesia católica, expresó hoy a Efe Migueliuth Sandoval, esposa del periodista asesinado Ángel Gahona.

Tefel agregó que igualmente trabajan en la creación del frente unido, "Tres dictaduras un solo régimen", para "derrocar" entre todos a los Gobiernos dictatoriales en la región.

La crisis, la más severa en Nicaragua desde los años 80, ha dejado entre 322 y 448 muertos, según cifras de grupos humanitarios locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo solo contabiliza 198 víctimas mortales.

Organizaciones humanitarias de Nicaragua han identificado a por lo menos 309 "presos políticos" a consecuencia de la crisis que comenzó hace casi cinco meses, pero no descartan que la cifra sea mayor si se suman los casos de la semana pasada y los cientos de personas desaparecidas desde entonces.

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de 11 años en el poder.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes