Hasta Guararé se fue Fredd Santana para participar de una junta de embarre muy particular. La reunión fue para para construir el anexo de una casa de quincha, que ya tiene 100 años.