AFP

El primer niño del mundo en recibir un doble trasplante de manos ya es capaz de comer, escribir y vestirse solo 18 meses después de la operación, un "éxito" según sus médicos.