Llegaron dos policías para poner orden, se trataba del santeño Ian y el chiricano Christian, que la cantaron a la seguridad.