EFE

El primer paciente español con un corazón completamente artificial tras extirparle el suyo, un navarro de 47 años, reconoce su " suerte " tras un año a la espera de un órgano idóneo que no llegaba y vive su recuperación " con mejor carácter, con ganas de hablar y de vivir ".