Martin Scorsese

SHOWBIZ

El oscarizado Martin Scorsese, quien a sus 77 años acaba de firmar una de las películas más aclamadas de su nutrida filmografía, 'El Irlandés', ha atribuido precisamente el intenso ritmo de trabajo que le ha venido caracterizando últimamente a su convicción de que no le queda demasiado tiempo en este mundo: una idea que, en consecuencia, le ha llevado a exprimir al máximo sus días para seguir cultivando su faceta artística y profesional.

"Creo que, cuando has llegado a este punto de tu vida, debes dejarte llevar, aceptar que todo puede desaparecer en cualquier momento. En ocasiones la muerte es algo repentino para lo que no podemos estar preparados. Entonces, si tienes la suerte de poder seguir trabajando, debes hacerlo con premura y buscar temas que merezca la pena contar", ha explicado en conversación con el diario The New York Times.

Publicidad

"La muerte es lo que es: tienes que asumir lo que hay y adaptarte lo mejor posible a la situación", ha sentenciado en su entrevista al reputado diario.

Claro que no todo va a ser trabajo y obligaciones para el incombustible cineasta en esta etapa de su vida. De hecho, Scorsese también pretende aprovechar todos los ratos libres que pueda extraer de su apretada agenda para disfrutar de la compañía de sus seres queridos, o quizá para leer o relajarse con una buena sesión de su música preferida.

"Me encantaría poder tomarme un año sabático y pasármelo leyendo. O escuchar música cada vez que me apetezca. Y también estar con mis amigos, porque muchos de ellos ya se están yendo. La familia se va, los amigos se van, así que hay que atesorar su compañía. Siempre he sido capaz de compaginar diversas labores al mismo tiempo, y ahora que soy mayor me esfuerzo mucho más para conseguirlo", ha aseverado.

Publicidad