Jennifer Lopez

SHOWBIZ

La cantante Jennifer Lopez y su productora Nuyorican, así como el resto de sociedades y personas implicadas en el desarrollo de la exitosa película 'Estafadoras de Wall Street', han salido victoriosas de la batalla legal que, el pasado mes de mayo, inició contra ellas Samantha Barbash, una de las bailarinas que inspiró la trama de la cinta, ligada a un grupo de strippers que se dedicaban sistemáticamente a timar a sus adinerados clientes del mundo de las finanzas como si se trataran de unas Robin Hood modernas.

Un juez federal ha desestimado finalmente la petición que interpuso Barbash hace ya seis meses, la cual pasaba por recibir una indemnización cifrada en unos 40 millones de dólares y que, según su escrito, se fundamentaba en la "explotación" económica de su historia vital y en el ejercicio de "difamación" que se desprendía de aquellas escenas en las que el personaje de Jennifer Lopez, basado supuestamente en ella, traficaba con sustancias estupefacientes.

Publicidad

El magistrado ha dejado patente en su auto, al que ha tenido acceso el portal de noticias Entertainment Weekly, que el mencionado filme, por el que la polifacética artista recibió elogiosas críticas e incluso una nominación a los Globos de Oro, no deja de ser un producto de ficción que, además de verse inspirado por hechos de conocimiento público, también tenía entre sus referencias el artículo que, sobre la escena de las bailarinas de clubes neoyorquinos, se había publicado cinco años atrás en la revista New York Magazine, por lo que considera que las acusaciones realizadas por Barbash carecen de base jurídica.

Publicidad