Desde 1949, la Clínica Hospital San Fernando se mantiene innovando para seguir siendo el mejor hospital de Panamá.