PANAMÁ Contenido Patrocinado - 

Una buena mentoría hace la diferencia en el crecimiento profesional

Descubre el impacto transformador de la mentoría en AES Panamá a través de la inspiradora trayectoria de Natchidell Chau.

Natchidell Chau es licenciada en Negocios Internacionales y se caracteriza por ser enérgica, extrovertida, tener una gran habilidad para escuchar a los demás y estar pendiente de todos. Lo que no es extraño, ya que trabaja en el departamento de Recursos Humanos de AES Panamá, un área en la cual “la gente es lo primero”.

Hace casi seis años llegó a la compañía, gracias al programa Energy4Talent, el cual está dirigido a jóvenes que se encuentran estudiando en la universidad o recién graduados para que puedan rotar por las diversas áreas de la empresa durante dos años y, finalmente, optar a alguno de los departamentos en los que mejor se haya desempeñado.

“Yo realmente no sabía nada de energía… pero decidí participar en Energy4Talent porque me brindaba la oportunidad de experimentar en varias áreas. Empecé en comunicaciones, pasé por desarrollo de negocios, comercial, finanzas, operaciones hasta que llegué a Recursos Humanos, donde encontré lo que de verdad me gustaba hacer. Allí tuve la suerte de contar con la mentoría de Mayka McCalla, quien en ese momento era la vicepresidenta de Recursos Humanos y ahora es la VP de Talento a nivel global. Ella me involucró en muchas actividades y capacitaciones, me enseñó a dar entrenamientos, pude asistir con ella a diversas actividades en otros países, y quedé fascinada con esta área de la empresa”, explica Natchidell Chau.

Natchidell Chau 2. jpeg (1).jpeg

Para esta líder nata, el rol de mentoría es clave en la transferencia de conocimientos y en la preparación, tanto del personal en desarrollo como de los nuevos talentos. "En mi caso, el apoyo de mi mentora fue fundamental en mi desarrollo personal y profesional. Pude modelar desde mi proyección en el ámbito corporativo hasta la forma de comunicación asertiva con la que quería expresarme".

Es muy valioso el hecho de que un mentor, que suele estar en un nivel corporativo que le demanda la mayor parte de su tiempo, haga el espacio para formar a otro. En este sentido, Natchidell insiste en que las mujeres deben aprender que pueden ayudar a otras mujeres sin temor a competencia. Impulsar el crecimiento de otras mujeres siempre será positivo; pues en la medida en estas evolucionan y se empoderan, se conforman redes de apoyo ideales para ocupar espacios relevantes en los diversos sectores.

Esta licenciada en negocios, egresada de la Universidad Santa María La Antigua, recalca que la base de su carrera profesional le ha servido muchísimo para ejecutar eficientemente su rol dentro de la empresa: “negociar es clave en Recursos Humanos, pues para implementar cambios, mejoras, evaluar impactos, procesos, etc., se necesita de esta habilidad. Nunca dudes de que tu profesión te ayudará en cualquiera sea el área en la que te quieras desarrollar”. “negociar es clave en Recursos Humanos, pues para implementar cambios, mejoras, evaluar impactos, procesos, etc., se necesita de esta habilidad. Nunca dudes de que tu profesión te ayudará en cualquiera sea el área en la que te quieras desarrollar”.

Natchidell Chau 4 (1).jpeg

Preparar a las mujeres: un compromiso que asumimos con gusto

Según expresa la ejecutiva de AES Panamá, en la industria eléctrica a las mujeres aún se les cuestiona su credibilidad o capacidad en algunas áreas, fundamentalmente por ser un sector que por tradición ha sido liderado por hombres. “Pienso que todavía tenemos un trabajo importante por hacer, esforzarnos en la formación de las mujeres de nuestra industria. Desde Recursos Humanos estamos tratando de implementar proyectos a través de los cuales podamos apoyar esa preparación de las mujeres. Que más mujeres se atrevan a estudiar las carreras necesarias para estar en las diversas empresas del sector. Por otra parte, nos esforzamos también en ofrecer la mayor cantidad de beneficios para que las mujeres de la industria puedan tener un balance entre su vida personal y profesional”.

AES Panamá tiene claro que los profesionales del futuro son los jóvenes por lo que realiza esfuerzos por apoyar a estudiantes, no solo a mujeres, sino estudiantes en general, para que les sea más fácil ingresar al mercado laboral. “Tenemos un proyecto que queremos mucho, dirigido a jóvenes que se encuentran en riesgo social. Con el apoyo de una ONG traemos a estos chicos a la empresa y les enseñamos a proyectarse, armar su currículo y desarrollar habilidades y competencias, para que puedan superarse en la vida. Este proyecto ofrece además la posibilidad de prácticas profesionales en nuestra empresa”, comenta.

Esta inquietud por lograr que el talento ingrese a la empresa cada vez más preparado hace que el departamento desarrolle proyectos para patrocinar la formación de algunos jóvenes que deseen estudiar carreras técnicas para suplir las necesidades del sector. De hecho, ya a través de la Fundación AES Panamá, se ha desarrollado el Programa Mujer Electricista el cual le ha abierto la puerta a mujeres que quieren desempeñarse en el sector eléctrico.

“Recientemente, también desde la Fundación estamos promocionando un programa de Fondos Concursables, denominado Mujeres que brillan, en el cual puede participar cualquier mujer que tenga un proyecto o emprendimiento de carácter sostenible o de impacto social para recibir además de un apoyo monetario, una capacitación especial para desarrollar su proyecto. No pierdan la oportunidad de participar en esta iniciativa que está dirigida a todas las mujeres a nivel nacional y que tiene su proceso de postulación durante este mes de marzo”, insiste Natchidell.

Natchidell Chau 3.jpeg

La igualdad de oportunidades es la base de la paridad de género

AES Panamá viene trabajando, sin descanso, en la paridad de género. Sin embargo, entiende perfectamente que no se trata de contratar mujeres por cumplir con una estadística. Por eso, según comenta esta apasionada de Recursos Humanos, el enfoque está en ofrecer oportunidades de mejora y capacitaciones que hagan que las mujeres compitan en igualdad de condiciones por el desarrollo de su carrera dentro del sector. “Nuestro esfuerzo en este sentido se basa en el reclutamiento de mujeres, en su preparación, en su empoderamiento para que se atrevan a ocupar los espacios, y que quieran pedir las mejores oportunidades porque son capaces”, agrega.

Considera la experta en talento humano que, una mujer que quiere trabajar en el sector energético debe tener ciertas habilidades: ser ágil y flexible, tener la capacidad de adaptarse al cambio, no temer al desafío y dejarse guiar por un mentor que le pueda abrir puertas. Además, debe desarrollar competencias para el liderazgo que le permitan inspirar y apoyar a otras mujeres.

“En AES Panamá contamos con muchas herramientas para el soporte de las mujeres, en realidad de todos los colaboradores, pero en especial ayudan a que la mujer pueda cumplir con todos los roles que la sociedad les demanda. Por ejemplo, el teletrabajo ha sido clave para la flexibilidad laboral; tenemos las Salas de lactancia, los horarios flexibles, y la oportunidad de pedir ayuda a compañeros y superiores siempre que haga falta”.

Con todas esta facilidades, y por supuesto con una buena mentoría y una eficiente red de apoyo, AES quiere impulsar al éxito tanto a sus colaboradoras actuales como aquellas que estén por venir. Solo hace falta que se atrevan.

“A la mujer le toca prepararse para ocupar los espacios que ofrece el sector, optar decididamente por los puestos de liderazgo que contribuirán a abrir más espacios para más mujeres y demostrar que nosotras también podemos sentarnos a tener conversaciones de temas que tradicionalmente se ha pensado que son para hombres”, concluye Natchidell.