Opción para liberar el estrés en familia en Panamá Oeste

Marilyn Cejas

Dentro de pocos días se cumplirá un año desde que la pandemia del coronavirus llegó a Panamá, situación que nos ha afectado a todos y que hemos aprendido a aceptar como parte de nuestra vida, utilizando mascarillas y todos los implementos para proteger nuestra salud y evitar el contagio.

Ahora bien, toda esta situación me ha enseñado muchas cosas como mujer, esposa, profesional y madre, sobre todo el hecho de tener el tiempo necesario para compartir hasta los más mínimos detalles junto a mi familia y valorar al máximo cuando tenemos salud y nos sentimos bien.

Publicidad

Una de las cosas más necesarias en estos tiempos, es la necesidad de salir, respirar aire puro en un espacio abierto donde tengamos menos riesgo de contagio, ha sido difícil dado a que hemos venido experimentando la modalidad de cuarentena absoluta los fines de semana y además, en mi caso, teletrabajo toda la semana, lo que muchas veces nos dificulta (para los que vivimos en Panamá Oeste) ir a algún parque en la ciudad.

En mi empeño por buscar un lugar donde mi hija de 3 años pueda correr libremente, jugar a la pelota o simplemente correr y jugar; mi esposo y yo encontramos por casualidad un lugar que nos encantó, estacionamos, nos bajamos del carro y lo que les puedo compartir es que mi niña estuvo muy feliz, corrió, jugó con mami y papi a esconderse tras los árboles que hay, caminamos por un sendero y lo mejor, vimos que las demás personas llevaban a sus mascotas y eso nos gustó.

Publicidad

La verdad me pareció bien útil compartir nuestra experiencia en esta nota, sobre todo porque seguramente hay quienes desconocen el lugar y querrán ir para pasarla en familia de forma sana y segura. Como les comento, llegamos allí por casualidad, fuimos a Costa Verde y entramos como si fuéramos a las barriadas privadas que quedan allí, pues desde lejos vimos personas en bicicleta, corriendo, caminando, y eso nos llevó al lugar, está una estructura grande con diversos arcos y detrás está el Sendero Ecológico Cerro Gordo.

Es un buen lugar para ir con nuestras mascotas siempre y cuando cumplamos con la limpieza, pues nos dimos cuenta que mantienen el lugar, cortan la grama y el aire puro que se respira allí es algo único; para el área de Arraiján y Chorrera hace falta un parque o algún lugar para poder compartir en familia, hacer yoga, ejercicios, correr, llevar a nuestros niños a jugar pelota, etc., y precisamente este lugar, el cual desconocíamos hasta hace poco, me parece ideal para eso y quise compartirlo. ¡Que Dios me l@s bendiga!

Ver más
Marilyn Cejas

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros. 

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente en que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.

Puedes seguirme en instagram como @creciendoconmama

Publicidad

Publicidad